“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

Mateo 28:19-20

 1949-1954. Se desarrolló la labor misionera urbana por parte de los jóvenes de la congregación de Catia, los mismos visitaban los  sectores de los Rosales y  el  Cementerio del Sur, los domingos por la tarde,  junto con los Misioneros Olson,  con la intención de fundar allí una nueva congregación; para tal fin se comenzó a realizar cultos en los  hogares de las  familias Marín, Liendo, y  Zerpa. Entre aquellos jóvenes llenos del poder de Dios, se encontraban  las hermanas Maria Teresa,  Mercedes, Carmencita y Hercilia Maizo, Natanael Macías, Ester Negrín, Edita Pérez, Edga Zerpa, Josefina Camacho, Olga Ascanio de Pino, René Castillo.

Se celebró el primer culto de la Iglesia Evangélica Pentecostal “Las Acacias” el 31 de Julio de 1954, en el local de la Av. Principal del Prado de María.

Así comenzó la maravillosa obra del Espíritu Santo para la fundación y formación de la Iglesia  Evangélica Pentecostal  Las Acacias, gracias a la obediencia de una familia y un grupo de jóvenes al llamado de Dios, que decidieron dejarlo todo y entregarse, para alcanzar con el evangelio de Jesucristo una ciudad: “Caracas”.

La obra misionera venezolana se ha beneficiado del compromiso de nuestros hermanos, primero con el Señor y con la extensión del evangelio, a través de las Promesas de Fe. Gracias al aporte de cada uno de ellos; actualmente la obra misionera de la iglesia sostiene a 16 misioneros en el campo (Nacional e Internacional), se destaca el aporte al pueblo indígena de nuestra nación, se logra apoyar económicamente las Experiencias Misioneras de la iglesia, se realizan aportes a otros ministerios nacionales: en las cárceles, entre los niños en situación de calle, niños en riesgos y personas con adicción de drogas.

Todo este esfuerzo y movilización misionera de y desde nuestra iglesia ha dado frutos diversos, dependiendo del contexto de cada uno de nuestros hermanos y constituye el basamento histórico desde donde el Señor nos coloca para continuar su obra hasta lo último de la Tierra y hasta el día de su inminente venida.

La tarea que está por delante continúa, en este sentido es importante contar con lineamientos que orienten y delimiten este esfuerzo, a fin de continuar estableciendo el Reino de Dios y cumplir con nuestra parte en la Gran Comisión.[/reveal]

Objetivo General

Formar jóvenes leales y comprometidos con Dios y su iglesia, en amor y obediencia, guiándoles a crecer a la estatura de Cristo, con creatividad y un testimonio que impacte a su entorno para lograr la extensión del reino de Dios.

Objetivos Específicos 

  • Desarrollar el carácter de Jesucristo basado en el aprendizaje y puesta en práctica de su estilo de vida, pensamiento y testimonio.
  • Establecer estrategias de inclusión juvenil, para crear vínculos fuertes con la iglesia y el ministerio, basados en el compromiso, afinidad y participación.
  •  Integrar a los líderes, ministros, ancianos y obreros dela IEPLA, sobre la importancia dé su participación activa para fortalecer la base  juvenil como generación de relevo de la iglesia.
  • Fomentar el crecimiento de la población cristiana juvenil a través de eventos fuera de la iglesia donde se fomenten los valores cristianos en contraposición a los antivalores de la sociedad.

Áreas Funcionales

El Ministerio de Misiones es liderado por el Coordinador de Misiones, quien a su vez es responsable de las áreas funcionales a cargo de voluntarios que conforman los Equipos Operativos.

  • Cuidado Pastoral
  • Capacitación
  • Administración y Finanzas
  • Oración
  • Investigación y proyectos misioneros
  • Divulgación y comunicación
  • Experiencias Misioneras
  • Alianzas estratégicas
  • Grupos de Extensión Misionera