En el año 1980, se adquirió el local vacío y deteriorado, donde funcionó antiguamente el Teatro Lincoln.

La Iglesia, desde sus inicios, se ha ido desarrollando y adecuando en sus proyectos y programas, en el cumplimiento del servicio integral al prójimo, trabajando de la mano  con grupos familiares y de la Comunidad, atendiendo las necesidades físicas, mental y espiritual; además, recursos económicos y alimentos, demostrando el amor de Cristo a través de sus obras.

Han sido 57 años de arduo trabajo comenzando con una asistencia de 600 personas al antiguo teatro y en la actualidad son alrededor de 6000 que acuden a este precioso templo, en donde tú también puedes estar, Porque más que una estructura  es el cuerpo del hijo de  Dios que te da la bienvenida a este lugar ya que la presencia de Dios aquí está para redimir y trasformar.

Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré;  y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón

Jeremías 29:12-13